La decisión del Presidente Morales sobre el comisionado de la CICIG es una seria amenaza contra el Estado de derecho

image01
Presidente Jimmy Morales.

Centroamérica3/9/2017 · Por WOLA.org

Este retroceso pone en riesgo la asistencia económica de los EE.UU. hacia Guatemala

Washington, D.C.—La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) repudia la decisión del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, de declarar al Comisionado de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, como “persona non grata” y de pedir su salida inmediata. WOLA reitera su respaldo hacia el comisionado Velásquez y hacia los esfuerzos de la CICIG y del Ministerio Público en contra de la corrupción y la impunidad.

“Con esta decisión, el presidente ha optado por proteger sus intereses personales y no los intereses y el bienestar de la población guatemalteca, la cual ha venido demandando poner fin a la impunidad y corrupción”, resaltó Adriana Beltrán, Coordinadora Principal del Programa de Seguridad Ciudadana de WOLA, una organización líder en temas de derechos humanos.

El anuncio surge después de que la CICIG y el Ministerio Público iniciaran un proceso para investigar al presidente por la posible comisión de delitos relacionados al financiamiento electoral ilícito. Desde hace varios días se venían dando informes de que el presidente Morales estaba considerando esta acción en contra el comisionado, lo cual despertó conmoción a nivel nacional e internacional e incluyó declaraciones del Secretario General de la ONU. Varios congresistas estadounidenses afirmaron que dicha decisión les haría pensar que el gobierno de Guatemala no está comprometido en la lucha contra la corrupción, lo cual es una de las condiciones para la asistencia económica de Estados Unidos hacia el país. Estas condiciones fueron una medida para asegurar el uso efectivo del financiamiento del congreso estadounidense.

“El Comisionado Velásquez ha hecho un trabajo impecable y ha demostrado su compromiso con la lucha contra la impunidad y corrupción. La decisión del presidente de expulsar al comisionado es una agresión flagrante contra el Estado de derecho en Guatemala y un grave retroceso en el fortalecimiento de las instituciones de justicia y seguridad en Guatemala. La decisión asumida por el presidente pone en grave riesgo la asistencia estadounidense hacia el país”, afirma Beltrán.

WOLA exhorta al Presidente Morales a acatar la resolución de la corte de constitucionalidad de Guatemala y a garantizar el derecho de la población de manifestarse pacíficamente. Asimismo, WOLA pide a la comunidad internacional velar por el estricto respeto a los derechos humanos.